jueves, 13 de diciembre de 2018

La montaña verde: Jabal Akhdar, Omán




 Hotel Alila 



¡Hola! En este jueves de blog, les comparto el relato sobre el viaje a la Montaña Verde en Omán, mejor conocida como Jabal Ahkdar. Era el 9 de agosto del 2018.

Dejamos el Hotel Chedi de Muscat, y viajamos en un auto que reservamos desde el Hotel Chedi. Viajamos alrededor de dos horas hasta el Hotel Alila.

La vegetación en Omán: La rosa mosquera

Durante el viaje pudimos darnos una idea de cómo era el paisaje en el interior del país. Las montañas se veían grises, con vegetación austera en el camino. Arbusto y algún que otro árbol. Los omanis han creado oasis cerca de las áreas habitadas y se han encargado de crear sistemas de riego inteligentes. Al mover algunas piedras, el agua puede circular en la dirección que el interesado desee.



Nos alojamos en una casita con piscina


Aunque parezca incierto, en este desierto crecen rosas y son muy valoradas. La rosa mosquera. Los omanis las valoran en extremo y hasta aderezan sus platillos con el aceite de rosas. En el aeropuerto, cuando regresaba a Suiza, compré un aceite para el cutis.



Recepción del Alila





Desde la cima



Jabal Akhdar tiene una altura de 3,000 metros sobre el nivel del mar y pertenece a las montañas Hayar.


No se debe de tener miedo,
Las instalaciones son seguras

El Hotel puede arreglar excursiones en la montaña. Recomiendan llevar suficiente agua en este desierto. También se puede escalar la montaña con guías que el hotel consigue. Nosotros nos conformamos con admirar las montañas y disfrutar de la piscina. Pero es toda una aventura para los viajeros.

También tuve la oportunidad de practicar el yoga a las seis de la mañana. En dos ocasiones disfrute del aire fresco de la montaña. Pero la primera vez me pegó el mal de la montaña y tuve náuseas. ¡Hasta pensé que estaba embarazada!



Atardecer, en el restaurante


Al parecer se pueden experimentar muchas sensasiones al estar en esta altura. Mareos, naúseas, cansancio, entre otros síntomas.



Probando las especialidades con granada y aceite de rosas



Hummus 



Nuestros estómagos también tuvieron su tiempo para experimentar. La cocina omani utiliza la granada y el aceite de rosa. Este último no lo habíamos probado. ¡Quizá sufrimos un poco, pero valió la pena probar las especialidades del desierto.


Cena romántica al aire libre, con el aire de la montaña


La granada como base de los platillos



¡Buenas noches, Jabal Akhdar!


Esa noche dormimos como angelitos. Todavía nos faltaban algunos días para pasar en este lugar y descansar para recuperar la energía antes de regresar al trabajo y a la escuela. En el próximo Aterrizando les platicaré de nuestras experiencias en la cultura de Omán. Y del yoga en la montaña. ¡Mil gracias por leerme y que tengan buen fin de semana!



jueves, 29 de noviembre de 2018

Mercado Muttrah en Muscat, Oman



¡Hola, de regreso en este jueves de blog para platicarles sobre el Mercado en la ciudad de Muscat, Omán. Visitamos esta ciudad en agosto del 2018.



Típica imagen de la ciudad de Muscat


Tomamos un taxi desde el Hotel Chedi, llegamos ahí como en quince minutos. Nuestro chófer nos esperó una hora apróximadamente para después continuar nuestro recorrido por la ciudad.


Este Souk Muttrah, como se le conoce, ofrece al viajero la oportunidad de conocer un poco la cultura del país. Obviamente éramos poquitos los turistas en este día. Así es que se han de imaginar que en cada puesto, el vendedor quisó que le compraramos algo.




Souk Muttrah


Moldes para tatuajes con henna, ropa, zapatos, bolsos, especias, cosméticos, lámparas, de todo había en este souk. Su arquitectura es muy bonita con los típicos arcos árabes y sus bóvedas.



Bóveda del mercado



Paseando por la Corniche


Al terminar la visita por el mercado, caminamos por el malecón. El souk está frente al Golfo de Omán. A esa hora vimos a muchas familias paseando también. Vimos a muchas mujeres en su hijab, algunas cubriendo todo su rostro y otras con la cara descubierta, mientras iban a la mezquita. Algunas con platillos en la mano. Al parecer celebrarían una reunión. Los hombres usan unas túnicas beige con un sombrerito muy típico llamado kuma.



Interior




Mezquita Masjid Al Rasool Al A´dham




Nos encontramos un KFC



La Corniche y el significado de Muscat



Así visten en Omán


Encontramos en nuestro paseo por la Corniche, un barco tradicional. Lo cual me recordó la historia de Simbad el Marino. Recordemos que esta leyenda nación en la ciudad de Muscat.

Por cierto, Muscat no tiene nada qué ver con la especie para cocinar, en árabe significa ancla-



Barco tradicional



Vista de las montañas desde el taxi


Cena en el Chilli´s del Grand Mall


Grand Mall


El paseo con taxi terminaría al llegar al Muscat Grand Mall. Ahí recorrimos sus pasillos y visitamos algunas tiendas. Al final, cenamos en el restaurante Chilli´s. Muy americano. Y rico.


Preciosa su arquitectura



Así terminó el paseo por Muscat. Mañana pasaríamos el último día en el Chedi Hotel antes de continuar el recorrido por las montañas de Omán. ¡Gracias por leerme!

jueves, 22 de noviembre de 2018

Omán, un viaje al país de Simbad el Marino



¡Hola! De regreso en este blog para platicarles sobre un viaje al lejano Oriente, a Omán, la tierra de Simbad, como se le conoce en la leyenda. Aunque muchos países de Oriente se pelean su nacionalidad, para los omanis, Simbad nació en la ciudad de Suhar.




Vestíbulo del Hotel Chedi
Llegamos en plena madrugada



Tuvimos una maravillosa experiencia por este país. La población es muy abierta hacia los turistas. No vimos turistas en exageración, pero los omanis se han preparado para recibir a sus visitantes con hoteles. En este primer viaje a Omán conocimos dos. Hoy les platico sobre el Chedi, el original, aquí nació.



Los primeros rayos del sol por la mañana


Omán es un país muy rico. El gobierno ayuda a sus habitantes de varias maneras. Desde mi punto de vista, su gran ayuda empieza con la ausencia de impuestos. Sí, así es, el pueblo omaní no necesita pagar a sus gobernantes. El sultán es muy generoso y todos los nobles del país, pues regresan un poco de sus ganancias a los que no tienen.



La piscina de niños



Omán es un pueblo muy religioso. Musulmán, pero les puedo decir que es sumamente respetuoso hacia los extranjeros. Lo menos que se puede hacer cuando se visita es adaptarse un poco a su vestimenta y tratar de no vestirse exageradamente descubiertos aún y con el clima caluroso. Nadie en Oman te exige que uses la ropa femenina árabe.



Llegando de madrugada

Viajamos desde Zúrich con la aerolínea Swiss. Era el 4 de agosto del 2018.  Llegamos a la capital, Muscat. Un auto del hotel nos recogí y llegamos al Chedi alrededor de las dos de la mañana.  La noche fue corta, pero no importaba, empezaban las vacaciones.



El agua del Mar Arabigo estaba muy agradable


El Chedi es famoso por su arquitectura y ha sido ganador de varios premios. Su arquitectura de líneas limpias y espacios abiertos, conservando los elementos árabes tanto en sus interiores como sus exteriores. Está ubicado frente al Mar Arabigo.



Tranquilidad total


Para nosotros los días aquí, representaron descando y la oportunidad de celebrar el cumpleaños de mi esposo. Al llegar, el recepcionista nos preguntó si celebrabamos algo especial a lo que yo contesté que sí, sin pensarlo dos veces. El cumpleaños de mi marido. Y fueron muy amables porque nos prepararon una sorpresa en la habitación, un rico pastel de chocolate para él.



Long Pool, con una distancia de 103 metros


Fue así como celebramos su cumpleaños en tranquilidad. Este viaje fue su regalo y su deseo por conocer el Hotel Chedi se cumplió. Y nosotros lo celebramos con él.




Piscina de adultos




Bello atardecer


Realmente en esta entrada no puedo contarles mucho, pues los tres días en que estuvimos aquí, fue para relajarnos.  Disfrutamos mucho del sol y las piscinas. También disfrutamos conocer los platillos de la cocina árabe. 



Las famosas palmeras de Oriente


El pastel de mi esposo



Después de su cumpleaños, la única excursión en Muscat que haríamos sería conocer su puerto y su mercado. Esto se los platicaré en el siguiente Aterrizando, así como nuestra visita a las montañas
omanis, pues después de Muscat, viajamos a la Montaña Verde Dschabal al-Achdar ¡Les deseo un bonito fin de semana y gracias por leerme!




jueves, 15 de noviembre de 2018

Montpellier, última estación del viaje a Francia

Decoración apropiada para ese día en
Montpellier


¡Hola! Estoy de regreso en este jueves de blog, para platicarles sobre la última etapa de nuestro viaje por Francia. Desde Aix on Provence, llegamos a Montpellier. Definitivamente ese día se había terminado el verano de octubre. Encontramos una ciudad gris y con lluvia. Pero es normal, era el 9 de octubre.



Uniqlo


Nos estacionamos muy cerca del lugar llamado Place de la Comédie.  En un estacionamiento subterráneo. Era imposible encontrar un lugar en la ciudad. Pero este lugar es muy grande y resuelve el problema de encontrar un lugar para estacionar el auto.


Plaza Charles de Gaulle


De ahí caminamos unos tres minutos hasta llegar al Grand Hotel du Midi, al lado de la Opera. Estaba llovieznando, pero el camino era corto. Nuestro cuarto nos estaba esperando. Así pudimos descansar antes de salir a conocer la ciudad.


Y salimos después de la pausa en el hotel. Nos tomamos unas fotos en la Plaza de la Comedia y no resistimos la tentación de visitar la tienda japonesa de Uniqlo. En Europa no hay muchas sucursales de la misma, así es que aprovechamos para visitarla.



Explanada de Le Corum



Esa noche no hicimos mucho más que caminar por el parque de Charles de Gaulle hasta el edificio Le Corum, en dónde encontramos un bonito mirador.

La noche continuó con una cena en el Chez Boris, un restaurante de carne asada, situado en el Parque Charles de Gaulle. Definitivamente recomendable. Los cortes de carne fueron deliciosos y nuestras hijas estuvieron muy contentas con sus hamburguesas.



Chez Boris



Y la noche acababa, Al día siguiente tendríamos todo el día para visitar Montpellier, pues el vuelo a Suiza, saldría hasta por la noche.


Pero los planes cambiaron. Por la noche escuchamos que amaneceríamos con una tormenta. No tendría mucho sentido pasarnos todo el día en Montpellier. El jueves 11 mi esposo y yo tendríamos que trabajar. Así es que manejamos de regreso a casa. Unas seis horas apróximadamente hasta Basilea. Esto fue el miércoles 10. Mi esposo suspechaba que por el mal clima se cancelara el vuelo y el y yo teníamos que presentarnos al trabajo. Así que no nos arriesgamos y fuimos al aeropuerto de Montpellier, dejamos el auto que habíamos rentado desde Antibes y rentamos otro para regresar a casa.


Grand Hotel du Midi


Y así fue como disfrutamos este viaje por Francia en un octubre soleado y caliente. Tuvimos suerte de que nuestro último día de vacaciones fue el único día que vivimos el otoño. ¡Mil gracias por leerme y hasta el próximo Aterrizando!


lunes, 12 de noviembre de 2018

Pont du Gard, Francia



El acueducto romano
Pont du Gard



¡Hola! Estoy de regreso para contarles sobre nuestra visita a un antiguo acueducto en Francia. El acueducto se llama Pont du Gard y está ubicado en el pueblo de Remoulins, en el departamento de Gard.

Tuvimos suerte con el clima y con el reducido
 número de turistas



Esta atracción estaba en nuestro camino de Aix on Provence hasta Montpellier. Ahí pasamos un rato para caminar por los alrededores y comer en su restaurante.



Se construyó en el siglo 1 Antes de Cristo


Este acueducto cruza el río Gard y tiene una actitud de 49 metros. Actualmente nadie puede subir hasta el punto más alto, sólo la parte inferior del mismo.


Alrededores del Acueducto



Por los alrededores del acueducto, los visitantes pueden sentarse y hacer un picnic. También se pueden realizar caminatas y los más intrepidos realizan un viaje en canoa por las aguas del río Gard.
Nosotros sólo paseamos por los alrededores y visitamos su restaurante al mediodía.



Ensalada con queso de cabra en Les Terrasses


Nosotros teníamos que apurarnos y la sobremesa en el Cafe Restaurante Les Terrasses no fue muy larga. El viaje a Montpellier nos estaba esperando. Por eso fue que solamente visitamos la tiendita del parque y el museo quedó para visitarlo en otra ocasión.


Pero valió la pena hacer un alto en nuestro viaje. Durante el trayecto a Montpellier, también pudimos ver de lejos el Puente de Aviñon, famoso por su historia de la sede alternativa del Vaticano. Además, en el idioma francés, existe una canción del mismo. El puente tiene la característica de no estar completo.


Add caption


El camino a Montpellier nos mostró que en este acueducto, dejábamos atrás el verano en octubre. En Montpellier nos esperaba la lluvia. Pero esto se los platico en el siguiente Aterrizando. ¡Gracias por leerme y buena semana!




jueves, 8 de noviembre de 2018

Aix on Provence

Llegamos a Les Lodges, un bonito hotel





Una casita con piscina


¡Hola! De regreso para platicarles sobre nuestro tour de Francia por la la Provenza. Después de visitar la playa de Antibes, viajamos hasta Aix on Provence, a unas dos horas de camino.


Paloma estilo francés, mi reto
francés gastronómico


Llegamos al mediodía.  Después de comer en el restaurante del hotel, caminamos hasta nuestro cuarto. En esta ocasión una casita con piscina en el Hotel Les Lodges.


Patio entre el restaurante Le Saint Esteve
 y el Hotel Les Lodges



Esa tarde descansamos. El programa del domingo 7 de octubre, era disfrutar la casita de Les Lodges y después ir a cenar a su restaurante de una estrella Michelin, Le Saint Steve. Esa noche dormiría un poco mal, por haber probado tantos manjares frances. Pero valió la pena.


La mañana amaneció gris.
El verano en octubre se estaba acabando


La mañana empezó, como siempre, con el desayuno, tranquilo. Pudimos haber pedido la cena al cuarto, porque teníamos cocina y comedor, pero decidimos ir al restaurante del hotel. Y hasta desayunamos con la mascota del hotel, un gatito acostumbrado a los turistas.


La siesta del gatito


Después manejamos hasta Aix on Provence. Les Lodges estaba ubicado a 10 minutos de este lugar.  Nos estacionamos cerca del centro y caminamos todavía sin lluvia. Después nos mojaríamos un poco.



Saint Jane de Malte



Así caminamos un poco por esta ciudad. Su arboleda Cours Mirabelle lo pudimos ver en un día soleado, con los tonos casi del otoño en sus árboles. Ahí continuaban las tienditas y restaurantes.



Cours Mirabelle

Tuvimos la oportunidad de visitar algunas tiendas. Nada francesas, pero por suerte yo encontré una boutique que sí lo era. Mi hija mayor se compró un jeans de G Raw y todos visitamos la tienda Gap. Hasta Cos.  La tienda que yo visité fue Sud-Express. Encontré un bonito suéter de color mostaza.



Place de la Rotonde


Tuvimos suerte de encontrar una mesa en el restaurante Les Deux Garcons. Ahí probamos y compartimos dos platos de Croque Monsieur. Ya la lluvia a cántaros había pasado. Nos habíamos refugiado en Cos y compramos algunas cositas, entre ellas, una playera para mi hija menor.



Place du Marché. Hotel du Ville




Interesante lugar para hacer compras


Croque Monsieur en Le Deux Garcons



Place d´Albertas




Add caption


Antes de irnos, visitamos la tienda express Casino, pues esa noche cenaríamos en la casita. También compramos algo de merienda en la Boulangerie Jacob´s. Nos encantaron sus eclairs.


Ecler de la Pastelería Jacob´s

También habíamos comprado un recuerdito de la Maison Calisson Bremond. Los Calisson son una especialidad de Aix on Provence. Unas galletas hechas a base de almendra con cubierta de azúcar glacé.



Souvenir de Maison Calisson Bremond
Relleno de Calissons, galleta típica de Aix


Y así fue como terminó nuestra vista a Aix on Provence. Pasaríamos la última noche en Les Lodges. A la mañana siguiente nos esperaba el viaje a Montpellier con una parada en el acueducto romano Pont du Gard. Esto se los contaré en la siguiente entrada de Aterrizando. ¡Gracias por leerme y que tengan un buen jueves!